#AntonyEnLakasa La ceremonia del queso

2015__DSA7591_AntonyenLakasa

#AntonyEnLakasa –> La ceremonia del queso

Nada más entrar esa noche en Lakasa se respira un olor que alimenta el alma. Hay cierto nerviosismo en los anfitriones, quieren que todo salga de maravilla, cuidan cada detalle y repasan la lista de asistentes antes de empezar la ceremonia. Como siempre, con una sonrisa y una cálida bienvenida, Marina, César y el resto del ekipo.

2015__DSA7556_AntonyenLakasa

Carlos no me contaba nada unas horas antes, «no te voy a hacer de spoiler ;)» estuvo ayer en la primera de las tres jornadas de #Antonyenlakasa. Rafa acaba de llegar y a los pocos minutos también llega Lidia. Nos hemos juntado los tres para vernos, charlar y disfrutar juntos de una velada para recordar. El queso es el protagonista.

2015__DSA7596_AntonyenLakasa

Saludo a Ricky, uno de los pilares de Lakasa, y me cuenta como fue el día anterior. Me invita a pasar a la cocina y ver como Adolfo, Sara y compañía van cortando la primera tabla de quesos de la noche, para que cojan la temperatura adecuada. Un equilibrio nada fácil, pues algunos son tan cremosos que en unos minutos se van derritiendo. Los fromages no lo saben, pero están en buenas manos. Adolfo, más majo que las pesetas. Como Ricky. Como todos en Lakasa. -post no patrocinado- Son así de majos en esencia.

2015__DSA7566_AntonyenLakasa

Los Comte aguardan su turno. Este queso normalmente no se encuentran fácilmente con tantos años de curación. Los de esta noche tienen 2, 3 y 4 años. Muy curioso probarlos a la vez, en el mismo plato, y las conclusiones que uno saca.

2015__DSA7577_AntonyenLakasa

Cada porción de queso se coloca de manera que Antony nos diga por cual empezar y como seguir en el sentido de las agujas de un reloj, para saber cual es cada uno.

2015__DSA7563_AntonyenLakasa

Vuelvo a mi silla, con Lidia y Rafa. Antes de empezar, aprovechamos medio minuto para inmortalizar esta noche única en España (Los quesos del afinador Antony solamente están presentes en este restaurante en la península). Un retrato de grupo y otro del maestro francés.

2015__DSA7620_AntonyenLakasa

Y empieza el espectáculo olfativo, visual y no menos para el paladar.

Escuchamos a Antony y a su traductora como si fueran el flautista de Hamelín. El maestro afinador nos cuenta como la curiosidad le hizo, siendo un chaval, empezar a educarse en este arte, hasta convertirse en un maestro. En la sombra, con su habitual sombrero, uno de los cocineros más aclamados de Madrid no se quiere perder este momento.

Lo demás, lo puedes consultar en el blog de Lakasa. Y os dejo aquí unas instantáneas rápidas de los cuatro platos servidos. Para comentar cada uno de ellos, mejor se lo dejo a los entendidos. O quizá en otro rato comente los que más me sorprendieron. Es tarde, y la cuna me llama.

Primer plato: Quesos de cabra y oveja

2015__DSA7601_AntonyenLakasa

Segundo plato: Queso «comte» cooperativa de Chapelle d’Huin, Haut Doubs, (France – Comte)

2015__DSA7608_AntonyenLakasa

Tercer plato: Las pastas blandas

2015__DSA7615_AntonyenLakasa

Cuarto plato: Cortezas lavadas y azules

2015__DSA7622_AntonyenLakasa

Por último, le digo en broma a la camarera que ahora igual pedimos de postre una tabla de quesos. Para mi sorpresa, había postre: un helado de queso con frutos rojos. Sobra decir lo bueno que estaba.

Ah! Casi me olvido de los vinos. Teniendo cerca a Marco, estamos en buenas manos.

Antes de la cena empecé con una sidra. La de manzana que he tomado aquí otras veces es adictiva, pero esta vez tenían una nueva, de pera. Como para tener una botella en casa cada semana, no te digo más.

Captura de pantalla 2015-05-07 00.58.17

Para el primer plato nos recomendaron un blanco.Captura de pantalla 2015-05-07 00.58.35

Para el segundo plato, probamos estos dos tintos: El Lunático nos gustó mucho, pero quizá el «.G» de @OrlandoLumbrera nos sorprendió especialmente, y de hecho tengo que buscarlo para hacerme con unas botellas.Captura de pantalla 2015-05-07 00.59.28

Por último, uno vino dulce para acompañar el último plato, el más fuerte. Es increible lo bien que resulta al paladar un vino así con un queso azul. Impresionante combinación.

 

Os dejo uno de los últimos temas de Van Morrison para maridar esta velada:

Leave a reply

Your email address will not be published.