Cádiz con un gaditano negro

 

 

Se llama Lamine Thior. Es negro, y gaditano desde los dos años. Senegalés de nacimiento. Modelo, actor y conferenciante. El que hoy posa en la impresionante playa de Los Lances en Tarifa. Podría ser Brad Pitt luciendo palmito por el deslumbrante patrimonio de Cádiz. De hecho, esta producción me surgió al ver una sesión de Ryan Mcginley que tenía como protagonista al actor norteamericano mostrando los Parques Nacionales de Estados Unidos que publicó GQ Style en su edición de verano. Y es que no hay un producto más ‘Made in US’ que el protagonista de ‘Seven’. Lamine Thior, ese negro gaditano del que les hablaba, es hoy para ustedes nuestro Brad Pitt, porque también es actor, modelo y representa como nadie la diversidad cultural del sur. Con él damos un pellizco al inmenso patrimonio natural de la esquina española más cercana a África. Con ustedes, Lamine by Daniel Sánchez Alonso. Nuestro Brad Pitt negro en una producción, con permiso de Macginley, espectacular.

En China tienen la muralla china; en Francia, la Torre Eiffel y Versalles y en India el Taj Mahjal. En EE.UU. tienen los Parques Nacionales. En España tenemos 44 sitios Patrimonio de la Humanidad de la UNESCO y nuestros Parques Naturales, de impresionante belleza y diversidad.

El verano se acerca, y muchos turistas de todas las nacionalidades preparan sus viajes por los Parques Naturales de la geografía española. El fotógrafo Daniel Sánchez Alonso ha querido centrarse en la provincia de Cádiz para iniciar un viaje por sus playas, dunas impresionantes y la inabarcable sierra con un gaditano sin igual, Lamine Thior. Durante el viaje, le dimos forma a esta entrevista para conocer las raíces, las inquietudes y el presente y futuro de este joven actor nacido en Senegal, pero en Cádiz desde los dos años de edad.

Ya de camino a las playas ventosas de Tarifa, Lamine enciende su móvil de nuevo para seguir contando sus historias en ‘Stories’ de Instagram donde cuenta con unos miles de seguidores de distintos sexos, que no se pierden ninguna de sus apariciones en series de televisión (Centro Médico, en La1 o BBC, en Tele5), webseries (300 pavos y Black Hermano), anuncios de publicidad (iPhone 6 Apple, Cámara de Comercio de Madrid, Audi) o charlas en diversos congresos, como la Cátedra de Emprendedores de la Universidad de Cádiz o, recientemente, sobre “Delitos de odio” en la Dirección General de la Policía en Madrid.

Lamine, senegalés de veintisiete años, llegó a España siendo un niño. Su padre, pescador, falleció poco después. Habían llegado a Huelva en la década de los ochenta, pero su madre quiso dar a luz en Senegal. Creció en el barrio de El Saladillo, y ya desde pequeño tuvo inquietudes fuera de lo habitual entre sus amigos. Fue en 2008 cuando Dan, en un reportaje para El País Semanal que le llevó por distintos lugares de la geografía española (Barcelona, Alicante, Badajoz, Algeciras, Madrid, etc.) conoció a Lamine, por aquel entonces un destacado jugador de baloncesto local.

Lamine Thior en 2008, en un reportaje para El País Semanal. Un retrato de Daniel Sánchez Alonso

Tenía ganas de comerse el mundo y andaba decidiendo que estudiar. Recuerda que el fotógrafo le recomendó empresariales o marketing “que podría aplicar a cualquier actividad que le gustara en el futuro”, y así fue. Se licenció en Marketing en Turismo. Trabajó para Turismo de Tarifa, entre otras muchas cosas. Seguía jugando al baloncesto y, en un momento dado, le ficharon para jugar una temporada en su país de nacimiento, en la liga profesional. Pasado ese tiempo, regresó a Algeciras donde continuó actuando en webseries y fue ampliando horizontes. Poco después, se trasladaría a Madrid para seguir adelante con su vocación, trabajando de lo que fuera para conseguirlo.

Llegó con un contrato de azafato para presentar un nuevo proyecto interno de una gran empresa eléctrica. A los tres meses, la empresa decidió contratarle directamente para presentar, como comunicador y ya no como mero maniquí, el proyecto. De ahí hasta hoy, no ha parado de grabar y participar en rodajes.

  • Dan: Lamine, ¿cómo es el Cádiz de tu infancia?
  • Lam: Recuerdo la luz de Cádiz, sin igual. Muchas risas, mucho tiempo jugando en la calle. El clima lo permitía y esa alegría se palpaba en las calles.

  • Dan: ¿Qué playas son tus favoritas?
  • Lam: Justo dónde estamos, donde me estás retratando. La playa de Los Lances, en Tarifa; La Caleta, en la ciudad de Cádiz, y Getares, en Algeciras.

  • Dan: Luego nos vamos a acercar a la Sierra de los Alcornocales
  • Lam: Es un lugar indispensable, por la cercanía que tiene con las playas y te permite disfrutar del contraste entre sierra y mar.

  • Dan: ¿Qué tienen esas dunas que tanto enamoran a turistas y locales?
  • Lam: Son kilómetros que puedes andar o correr al viento sin encontrarte apenas gente. La sensación de libertad. O ver unos caballos en el horizonte bajando por la duna de Bolonia.

Esta producción que organizamos en tiempo récord comienza en Tarifa, en la playa de Los Lances, dentro del Parque del Estrecho, justo el lugar donde navegan muchas historias de inmigración. Otras naufragan y se quedan en sueños.

Nos recibe un pez metálico que bien podría ser un drone de alguna película de Hollywood pero no, es un atún rojo metálico obra del escultor Pedro Luis Barberá Briones. Elegimos el primer cambio de ropa, con una camisa que casi se vuela con el viento. Bajamos a la playa, en un atardecer con cielo cubierto, donde antes de ponerse el sol definitivamente nos brindará una luz mágica que Lamine aprovechará para correr, con una playa ya solitaria.

 

Elegimos un hotel en Algeciras, recomendación de un amigo algecireño de Lamine. Cuando entramos en la ciudad, varias calles están cortadas porque el Real Madrid ha ganado la liga. Y aquí son muy del Madrid, nos cuenta Lamine. Paramos a preguntar a un policía municipal para saber por dónde acceder al hotel. El policía pregunta si conocemos la ciudad y, al bajar la ventana trasera tintada, “Si, él si, indicando a Lamine”, y ver a un negro con acento gaditano, y le entra la risa por la sorpresa.

  • Dan: ¿En un congreso de mujeres?
  • Lam: “Sí, la verdad es que me sorprendió que me dieran este premio, porque casi todas eran mujeres blancas. Lloraron de emoción durante mi ponencia.

 

  • Dan: Además de modelo y actor, tienes una faceta como comunicador y emprendedor, como esa conferencia que diste en la Dirección General de la Policía. ¿Cómo empezaste con esto?
  • Lam: Bueno, siempre que voy por el centro de Madrid y con una mochila, me para la policía. No falla. Piensan que voy cargado de CDs. Conocí a una mujer en el Congreso en el que me dieron el premio y me propuso hablar a la Policía sobre el hecho de prejuzgar a los demás. Por eso me gusta esta producción fotográfica. No hay nadie más rubio que Brad Pitt y emularle en mi tierra es todo un honor. No es la imagen convencional que se tiene de un negro en una playa. Te lo imaginas recogiendo sus enseres después de haber podido cruzar el Estrecho, y no en una producción de moda. Romper tópicos es mi motu vital.

 

  • Dan: Ahora que te mueves en distintos ambientes con actores, productoras y demás, ¿cuáles son tus puntos fuertes, y los menos, por el hecho de ser negro a la hora de aspirar a determinados papeles?
  • Lam: El problema radica en que haya papeles a los que por tu color de piel no puedas aspirar. Si el papel es el de un británico rubio se puede entender, pero si la definición del personaje es el novio de la protagonista, no debería ser tan relevante este dato. Hice el papel de policía en una webserie, y resultaba chocante para la gente, que creía que era policía de verdad.

 

Pensamos en la Garganta del Capitán, un paraíso escondido en la Sierra de los Alcornocales, es el escenario perfecto para la siguiente foto. Llegamos al río de la Miel y por el camino hacemos varios cambios de ropa y conseguimos varias fotos más.

Decidimos parar en Punta Paloma en la playa de Valdevaqueros para recrear las últimas fotos con la luz final del día, que emulan a las de Brad Pitt. Esta vez contamos con un par de asistentes que nos ayudarán con la ropa y el equipo de iluminación.

Lamine corre y se desliza por las dunas, la noche cae y Daniel acaba disparando casi a oscuras. Al fondo, el silencio está interrumpido por un chiringuito con un par de luces de colores y música.

 

Espero que a The Guardian le guste más esta sesión que la de Brad Pitt, según el artículo que le dedicaron recientemente.

 

Texto: Daniel Sánchez Alonso

Actor: Lamine Thior instagram.com/lamthior

Fotografía: Daniel Sánchez Alonso www.dansanphoto.com

Vídeo ‘making of’: Enrique Ellerker www.enriqueellerker.com

Producción: Daniel Sánchez Alonso

Localización y estilismo: Lamine y Dan San

Asistentes: Javier Gavira y Wifly

Retocador/digital make up: Guillermo Laparra

 

 

Leave a reply

Your email address will not be published.